Go to Top

XXVIII Volta a la Foia 2013

Muchos fueron los soluttianos que se dieron cita en la Volta a la Foia, unos como corredores y otros como caminantes….. pero al fin y al cabo 27’5 km. para ambos. Día estupendo en la ciudad de Castalla donde este año comenzaba la prueba.

Entre todos los del club tuvimos a todo un corredor que nos cuenta su experiencia y lo que fue su primera carrera de larga distancia. No es ni más ni menos que Abram!!!!:

Hace unas semanas un amigo (Champi) me propuso hacer una locura, y no era otra que apuntarnos a la Volta a la Foia. Hasta la fecha era lo máximo en lo que me había embarcado en mi corta experiencia como corredor (hasta el Domingo, lo máximo que había corrido era un 10k).

En fin… sin pensarlo mucho y sabiendo lo picado que soy no había otra que apuntarse y de esta forma demostrarme una de dos cosas, o que era un “flipatleta” picado, o que echándole huevos se puede conseguir cualquier cosa.

Hoy puedo decir, que menos mal que fue la segunda… y es que,  después de leer crónicas de compañeros, revistas, artículos, foros, etc… hasta que uno mismo no lo vive, no se acaba de creer lo que se puede conseguir cuando uno se propone una cosa y no cesa en el empeño por conseguirla!!!.

P1017709

Entrando en tema, la Volta a la Foia para un novato como yo se divide en tres fases. La PRIMERA es el inicio de carrera en el que comienzas con un miedo que te hace ser muy cauto en los primeros kilómetros ya que no sabes que te espera de mitad para adelante. En esta fase ves como te pasa una innumerable cantidad de corredores y piensas “que hago yo aquí”!.

La SEGUNDA, una vez pasado los duros 15 kilómetros que transcurren desde Castalla, cruzando Onil y dirigiéndonos por el camino viejo de Ibi hasta la entrada del Alamí, en este momento comenzaba algo nuevo para mí, ya que era la distancia más extensa que había recorrido nunca, así que cada zancada nueva era un reto personal conseguido. Comenzaba a pasar andadores que habían salido hora y media antes, y su comportamiento para con los corredores era ejemplar, palabras de ánimo, aplausos… Cruzamos Ibi y encaramos lo que todo el mundo decía que era la bajada hasta Castalla (bajada???? A mi se me hizo muy cuesta arriba!!!). En este tramo, todos esos corredores que en los kilómetros iniciales parecían que iban a marcar récord de carrera comienzan a quedarse en las cuestas, andando o directamente parados intentando respirar, y me alegro de haber tenido algo de cabeza en mi primera fase.

La TERCERA fase comienza cuando ya los ánimos, aplausos y demás no te hacen ningún efecto, porque lo que sientes es que las piernas no van a aguantar. Llegamos al kilómetro 21, media maratón, nuevo reto conseguido (1h:40min.), pero este no es el reto de hoy, el de hoy está a seis kilómetros y medio de distancia y las fuerzas ya empiezan a flaquear. Lentamente vamos pasando kilómetro tras kilómetro y me acuerdo de esa frase que había oído tanto y no llegaba a comprender y es que los últimos kilómetros se corre con la “mente”.

Llegamos al kilómetro 26, pendiente ascendente hasta Castalla para afrontar la recta de meta, aquí los pies van al ritmo al que ya se han acostumbrado durante la mañana pero la resistencia se la da una vez más la cabeza que te dice que no pares, que eso está ahí, que el reto es no parar, no caminar. Y mientras vas ensimismado con tus pensamientos positivos te das cuenta de que ya estás arriba y la gente se amontona en la calle aplaudiendo… el arco de meta está frente a ti, lo acabo de conseguir, (“2 horas 21 minutos”)… finisher de la Volta a la Foia!!!.

PA270935

Hoy, con las piernas estiradas y dolor en todo el cuerpo puedo decir que la organización fue increíble, avituallamientos que vinieron muy bien con el calor que hizo, la gente excepcional por sus ánimos y el buen rollo que había durante toda la carrera, la única pega podría ser el recorrido, pero siendo esta la edición XXVIII tampoco soy yo quien para decir por donde se debe tirar…!

Eres uno de los grandes y lo sabes…. menudo crack!!!!. Nuestra más sincera enhorabuena tanto a ti como al resto de compañeros que cruzaron la meta con la misma sonrisa que tu. El año que viene más y mejor 😉

Pero Abram no fué el único en correr su primera Volta a la Foia……… aquí tenemos también la experiencia de Patry:

Decido hacer mi primera Volta a la Foia este año ya que me sirve de cara a la Maratón que es mi objetivo final de este año 2013.

Había escuchado que este año era la más “sencilla” por el hecho de ser la salida desde Castalla, ahora pienso que ufff cómo serán las demás…

Kike también estaba inscrito, pero al final la corro yo porque él sigue lesionado y decide acompañarme con la bici en plan “coche escoba” por si las moscas y tiene que hacerme de remolque.

Nos amanece un día muy bueno y con expectativas de hacer un calor que te torras…. 🙂

Vemos a Andrés que también va con la MTB, a Juan Galera, luego a muchos corredores de mi pueblo, lo cual me da mucha alegría y cuando estoy en la salida me encuentro a Rubén, Jorge y Roca. Ellos quieres hacerla los tres juntos y yo les digo que voy a ir sola porque mis ritmos me cuesta controlarlos todavía y tengo que estar muy concentrada con mi pulso y mi respiración y aparte quiero hacerla tranquilita para poder acabarla con buenas sensaciones y entrenar un ritmo constante de cara a la maratón. Así que les digo que vayan a su ritmo y que no me esperen (de todas formas salieron escopetaos, como para esperarme jajajajaja).

Yo intento centrarme en mi ritmo  e intentar no agobiarme. Mi intención es poder disfrutarla al máximo y no pensar en tiempos, que para mí eso es insignificante. De pensar que hace dos años corría 5 minutos y tenía que parar a caminar, ahora cuando termino una carrera de este estilo sin parar,  ufff es un logro increíble que pocos podréis entender porque aquí sois todos unos máquinas jejejejej, pero para mí es una satisfacción enorme el poder llegar aunque sea a ritmos más bajos. Cada día tengo más claro que al final mi cabezonería me sirve para conseguir todo lo que consigo y me demuestro a mí misma que claro que puedo con eso y con todo lo que me proponga.

En el centro de Castalla veo a mi hermana y eso me sirve mucho para empezar con mucha fuerza. El tramo de Castalla a Onil lo hago a un ritmo más rápido del que suelo ir y eso creo que me pasa un poco factura a la llegada a Onil. Veo a mis padres, [email protected] y conocidos y otra vez dosis de energía, pero decido reducir ritmo en Onil porque pensaba que a partir de ahí iba a venir todo lo peor y así fue.

600862_455466997903687_894465314_n

A la salida de Onil, veo a Rubén que me espera y vamos juntos todo el recorrido “malo”. A tan solo unos minutos están Jorge y Roca pero ellos llevan un ritmo más alto que yo no puedo seguir. Ese tramo se me hizo muy ameno y se me pasó rápido. Rubén me ayudó a  controlar mis ritmos porque me embalo sin darme cuenta cuando voy con alguien.

Subimos las cuestas sin parar en ninguna y llegamos a Ibi, donde veo a más familia. Ya a la salida de Ibi es donde cogemos a Roca y Jorge y seguimos los cuatro juntos hasta el polígono. A partir de ahí tengo que seguir sola ya que a ellos les tocó reducir algo el ritmo y yo ese ritmo me costaba mucho llevarlo,es como si a partir de ahí las piernas me fueran solas. Ese último tramo, con mucho calor, es al que más miedo le tenía, ya que nunca había pasado de los 21 km. y es ahí donde me empiezo a encontrar fresca, cómo es posible?? Kike me acompaña con la bici todo el rato y voy empezando a adelantar a caminantes. Todavía queda alguna cuestecilla pero ya es lo de menos después de todo lo anterior. Se agradecen los ánimos de la gente caminante. Y ya estamos en la meta….al final me sorprende no pasar de las 3h.

Me contengo las lágrimas una vez más…. Estoy megacontenta porque encima me ha respetado mi pequeña lesión de cadera y no me he notado nada.

Que decirte Patry que tu ya no sepas……. que eres una maquinorra y que tu gran esfuerzo te lleva a obtener tu recompensa. No pares y a seguir ahí.

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *